aasdasd

Carabineros de Chile dice que patada a manifestante en Plaza Ñuñoa fue un “acto reflejo”

Carabineros aseguró que la patada por la espalda que recibió un manifestante en Ñuñoa durante el toque de queda el pasado 21 de octubre fue un “acto de reflejo” y que el hombre, de 55 años, cayó al piso debido a que el piso estaba “más resbaladizo” producto de la acción previa del carro lanzaaguas según detalla COOPERATIVA.

En el acta de aquella detención, la uniformada expresó que el sujeto, identificado como Moisés Órdenes, portaba una “especie de sartén” con el que golpeaba a carabineros que se acercaron con el propósito de “reducirlo y detenerlo”, luego que uno de los funcionarios lo reconociera como una de las personas que habían lanzado objetos a un policial.


El documento, citado este miércoles por El Mercurio, establece que debido a que Órdenes se resistió a ser detenido un carabinero que pudo ser identificado “ya que mantenía una escopeta en las manos, levantó sus pies con la finalidad de evitar que dicha persona se diera a la fuga, golpeándolo en el sector de la espalda”.

LEA TAMBIÉN...Incendio en Peñalolén deja un niño de ocho años y su madre fallecidos

El escrito asegura que el hombre cayó al suelo sólo por el golpe, “sino también por el agua lanzada anteriormente por el dispositivo lanzaagua, el cual provocó que el piso fuera más resbaladizo”.

El acta también “hace presente que en ningún momento” la acción del carabinero “de levantar el pie” con la finalidad de detener a Órdenes “fue premeditada, sino que fue realizada como acto de reflejo”.