aasdasd

La violencia y la destrucción, el nuevo modelo educativo del Instituto Nacional

CAPTURA REDES SOCIALES

Este lunes, en la intersección de Ricardo Cumming con Alameda, plena capital de la nación, un grupo de sujetos vestidos con overoles blancos interceptaron un bus para prenderle fuego. La rápida intervención de Carabineros permitió la detención de algunos de los antisociales.

TE PUEDE INTERESAR ➡️Muere trabajador forestal baleado en ataque en Lumaco

AGENCIA UNO

Este gravísimo episodio que sólo este año alcanza la increíble suma de 30 buses quemados, se registró en medio de incidentes protagonizados por encapuchados, otros con los señalados overoles, y Carabineros, en las inmediaciones del Liceo de Aplicación.

En medio de estos sucesos dos adolescentes de 16 años fueron aprehendidos por Carabineros, “quienes preliminarmente serían alumnos de tercero medio del Liceo de Aplicación, los que fueron trasladados hasta la 48° Comisaría Asuntos de la Familia para el procedimiento de rigor”, expresaron desde la policía uniformada.

Adicionalmente a la quema de dos buses del Transantiago, está semana se registró otro grave hecho de violencia. Un incendio afectó al sector de inspectoría y rectoría del Instituto Nacional en la comuna de Santiago. El fuego fue disminuido inicialmente por uno de los carros lanzaguas de Carabineros, para que pronto llegase el personal del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

CAPTURA REDES SOCIALES

Desde esa noble institución señalaron que las llamas afectaron a “dos oficinas de aproximadamente 40 metros cuadrados, con varios mobiliarios, sillas y papeles”.

Todo lo anterior que suma y sigue ha tocado fondo porque no es posible que unos pocos atemoricen a miles. Cuantos jóvenes van a y a forjarse un futuro y no pueden por estos vándalos que no le temen a ninguna autoridad establecida, sea del color que sea la de quien gobierne.

Un aula de clases aquí y en todo el mundo civilizado fue construida para albergar a todo estudiante que deseé crecer a través del proceso de enseñanza aprendizaje y no para ser vandalizada. Qué maravilla observar a esos que asisten a clases en los lugares más recónditos de nuestro país como mantienen brillante su presentación personal y la pulcritud de su sala de clases. Y lo más elogiable el respeto y admiración por su profesor.

Todos esperamos que las autoridades que nos rigen den señales claras al mundo de los estudiantes de que esos hechos no se van a permitir, se van a castigar, se van a sancionar. Y que la vía para resolver cualquier tipo de problemas es otro y no la violencia que cada día estrecha más y más cada metro de la otrora tranquila ciudad de Santiago y capital de Chile.

TE PUEDE INTERESAR ➡️Columnista de The Wall Street Journal afirma que “Chile se desliza hacia el suicidio constitucional”

COLUMNA DE OPINIÓN F.G.F

Leave a Reply