Joven sobreviviente de la masacre de Hamás del 7 de octubre regresa al lugar de la tragedia

  • Ataque terrorista del grupo islámico Hamás contra jóvenes

A casi un del ataque terrorista de Hamás perpetrado el sábado a las 7.15 am a los asistentes al festival en Re'im, en el sur de Israel, la sobreviviente Aliza Samuel salió de su casa por primera vez y regresó junto con CNN al lugar donde presenció los de cuatro de sus amigos.

Caminó con cuidado entre los escombros esparcidos por el suelo, recogiendo un brazalete antes de encontrar algunas pequeñas baratijas de arcilla que habían sido hechas a mano durante el Festival de Música Nova.

Más de 260 cadáveres fueron encontrados en el lugar después del fatídico sábado, uno de los ataques más mortíferos de Hamás, que mató al menos a 1.400 personas en Israel.

  • Terrible amanecer

Samuel recuerda el momento en que se despertó sobresaltada poco después del amanecer por el sonido de los cohetes de Hamás que volaban hacia ellos desde Gaza. Dijo que inmediatamente despertó a su amiga y huyeron de su tienda para tratar de encontrar un refugio de concreto.

Muchos de los otros asistentes al festival estaban dormidos o todavía bailando y no escucharon la alarma o la ignoraron.

Pero Samuel y su amiga no quisieron correr ningún peligro, así que empezaron a huir. Mientras buscaban refugio, de repente vieron a combatientes de Hamás apareciendo en el cielo sobre ellos en parapentes, disparando a la gente desde el aire cuando aterrizaban.

Te puede interesar : Alcalde de Renaico está prófugo tras dictarse su prisión preventiva por graves delitos sexuales

Presa del pánico, la pareja corrió a través de las tierras de cultivo abiertas que rodeaban el lugar del festival y se sumergió en una zanja detrás de una hilera de grandes árboles. Samuel trabajó para tratar de calmar a su amiga, tapándole la boca con la mano para detener sus gritos, cuando comenzaron a darse cuenta de lo que estaba sucediendo. Otros también se escondían detrás de los árboles, “tratando de no respirar”.

“Vi a Hamás tomar a un grupo de personas y que fue a ver a su comandante y le preguntó si los mataría o se los llevaría”, dijo. “Y una vez que estuvieron muertos, no pararon, simplemente siguieron disparándoles, y simplemente se veía el cuerpo saltar y saltar de las balas, después de que estaban muertos”.

Después de esconderse en la zanja durante horas, Samuel y su amiga finalmente vieron llegar vehículos del ejército y decidieron huir, atravesando “charcos de sangre” para escapar. Finalmente, encontraron algunos soldados israelíes que las ayudaron a ponerse a salvo.

Más tarde, se enteró de que otro amigo del festival también había sido encontrado muerto, con un disparo en la pierna y luego decapitado en un kibutz cercano, según consigna CNN.

Leave a Reply