Asesino argentino buscado por Interpol cae en Iquique tras hacer “perro muerto” en restaurante

  • ¿Qué pasó?

Hizo perro muerto y terminó pillado. Un asesino argentino fue capturado en Iquique, Región de Tarapacá, luego de escapar para no pagar una cuenta, según consigna ADN.

La insólita situación ocurrió el pasado 31 de , luego de que Miguel Antonio Vega huyera sin cancelar un total de $25.190 del restaurante El Nuevo en Iquique.

Un instante donde un mesero, de nacionalidad venezolana, lo salió persiguiendo, alertando a dos carabineros que transitaban por el lugar.

Allí, según información entregada por Radio Paulina, al momento de controlarlo, los funcionarios “detectaron inconsistencias en el relato del argentino, quien se identificó como procurador del poder judicial de ese país, entregando un documento con una fotografía que no coincidía”.

Ese hecho determinó que sospecharan de inmediato, por lo que lo llevaron a la Cuarta Comisaría de Cavancha, minuto en que se dieron cuenta que no solo era trasandina por un espeluznante crimen. Más encima, se pedía una recompensa de $3.000.000 argentinos por información sobre su paradero.

Te puede interesar : Tragedia de Valparaíso : SML reporta 123 muertos y sólo 33 cuerpos identificados

  • El asesino argentino que cayó en Iquique

Así, la policía se percató que estaban frente al antisocial que había asesinado al empresario Carlos Chequer y que había sido condenado a cadena perpetua.

Sin embargo, en mayo del año pasado el tipo se fugó, y desde ahí no se le conocía paradero. Hasta ahora, debido a su mala jugada gastronómica.

Por eso, Miguel fue “trasladado al tribunal de Iquique el 1 de febrero, donde se solicitó la ampliación de la detención y la de la investigación en su contra”.

Y allí, tal como consignó el mismo medio, el Juzgado de Garantía de Iquique decretó prisión preventiva para el asesino argentino por los delitos de estafa, lesiones y usurpación de identidad.

Leave a Reply