Vuelco caso Loan: Encontraron rastros de sangre en camioneta de sospechosos

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

  • ¿Qué pasó?

En los 18 días que lleva desaparecido Loan Danilo Peña en Argentina, la investigación ha dado tantos vuelcos que la mayoría de las diligencias no han sido tan fructíferas como se esperaba.

Cuando ocurrió la desaparición, aquel 13 de junio, en medio de un almuerzo familiar en la casa de la abuela del niño de 5 años, la primera tesis fue que él se perdió por su propia cuenta al ir a buscar naranjas a un sitio cercano. Luego, surgió la teoría de que habría sido secuestrado para la trata de personas.

TE PUEDE INTERESAR:Gobierno del Presidente Boric anuncia iniciativa para triplicar cobertura del Subsidio Eléctrico

Y ahora, pese a que había perdido asidero tras la declaración del padre del menor, la posibilidad de que haya sido atropellado recobró fuerzas. Resulta que la tía biológica de Loan supuestamente confesó que dos de los principales sospechosos le dieron muerte al chocarlo con su vehículo, enterrándolo en un sitio hasta ahora desconocido.

Aquello motivó las pericias en el auto de los presuntos involucrados, el matrimonio conformado por María Victoria Caillava y Carlos Guido Pérez, cuyos resultados ya fueron dados a conocer.

  • Hay rastros biológicos en camioneta de Caillava y Pérez

Según el informe preliminar del operativo efectuado a la camioneta (Ford Ranger 4×4) que conducía Pérez con Caillava a bordo, el luminol —químico que emite una fluorescencia azul cuando detecta, por ejemplo, trazas de sangre— dio positivo en la rueda derecha y en el parachoques, ambos pertenecientes a la zona delantera.

Esto no quiere decir que lo hallado corresponde precisamente a sangre. En estricto rigor, los equipos investigativos identificaron rastros biológicos que serán sometidos a análisis para corroborar dos hipótesis: si es que se trata de sangre humana (podría ser de un animal) y si pertenece a Loan.

Además, se detectaron signos de derrapamiento y arrastre en la camioneta y que una protección de su parachoques tenía una abolladura, la que no ha sido posible determinar si ocurrió antes o fue producto del eventual atropello al menor.

Estas evidencias no fueron identificadas en la primera revisión del auto de Pérez y Caillava, desarrollada cuando transcurrían pocos días de la desaparición de Loan. Esa vez, las pericias se concentraron solo al interior de la Ford Ranger, hallándose sangre que finalmente no correspondía al infante.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Leave a Reply