Chilena vive noche de terror: 15 horas atrapada en una góndola con -5°C

  • ¿QUÉ PASÓ?

Mónica Laso, es una chilena que quedó atrapada en una góndola que colgaba sobre la cara de la montaña de la estación de esquí Heavenly en South Lake Tahoe, en California (EE. UU.).

Según confirmó el medio Tahoe Daily Tribune, la mujer se encontraba completamente sola y sin teléfono.

La dramática historia comenzó cuando cinco amigos de distintos países viajaron a South Lake Tahoe para esquiar y disfrutar de la estación de esquí Heavenly. Todos subieron a la colina por la mañana y solo cuatro volvieron a bajar la tarde del 26 de enero, dejando a uno en paradero desconocido y al resto buscando respuestas.

Lee también…Alejandro Sepúlveda Jara advierte una súper ola de calor para esta semana en la zona central

Momo Shternhel, un amigo de Laso, señaló al medio Tribune que la afectada “iba un poco lenta”, ya que en un momento se comenzó a cansar y no pudo continuar.

Así también mencionó que el novio de la mujer “se puso en contacto con la patrulla de esquí y la bajaron en una cama roja hasta la góndola, pero perdieron a su novio, así que siguió bajando hasta el alojamiento de la base de California”.

Al parecer, la chilena esperó unos minutos a su novio y al no verlo subió a la góndola. Al iniciar el descenso, el teleférico se congeló dejándola suspendida en el aire.

Ella podía ver a los , pero no consiguió llamar su atención a pesar de golpear las ventanas. Pasaron las horas, el sol se escondió y Mónica debió pasar 15 horas en completa soledad.

“Nos estábamos volviendo locos, nadie sabía nada entre la y la seguridad, seguían diciéndoles que ella estaba en la góndola entre las 15:50 y las 16:10”, señalaron los amigos de la afectada.

El amigo de Laso dijo que mientras los funcionarios buscaban en las grabaciones de las cámaras, los cuatro amigos seguían buscando a su compañera perdida.

“Estábamos súper contentos de que pudiera sobrevivir a la noche y agradecidos de que ocurriera en una noche suave”, manifestaron los amigos de Mónica.

Leave a Reply