Conductor se quedó dormido al volante: Padres de joven que falleció en accidente recibirán $200 millones

Foto Uno
  • ¿QUÉ PASÓ?

El Decimoctavo Juzgado de Santiago condenó a la Empresa de Transportes Rurales, más conocida como Turbus, a pagar una indemnización de $200 millones a los padres de un joven que falleció en un accidente de tránsito en julio de 2016, durante un viaje desde Santiago con destino a La Serena, región de Coquimbo.

La víctima, que en aquel entonces tenía 15 años, fue uno de los cuatro pasajeros que falleció en el accidente carretero, luego de que el bus volcara a la altura del kilómetro 332 de la Autopista del Elqui.

Según detalló un informe pericial de Carabineros, el suceso ocurrió debido a que el conductor se quedó dormido al no estar en las mejores condiciones físicas para tomar el volante, pues sufría “fatiga, cansancio o sueño”.

El documento fue clave para determinar la sentencia contra la empresa, responsabilizándola por no otorgar “un especial resguardo en las facultades de la persona que se encuentra conduciendo el bus”, señaló la jueza del Decimoctavo Juzgado Civil de Santiago, según consignó Meganoticias.

  • Antecedentes del accidente

Según detalló el medio ya citado, la demanda contra la empresa especifica que el bus, transportaba a 55 pasajeros y tres tripulantes, al momento de volcar, la madrugada de aquel 11 de julio, en el sector de la Cuesta El Teniente.

Tras quedarse dormido, el chofer perdió el control de la máquina, la que ingresó a una amplia curva hacia la izquierda. Siguió en línea recta y accedió a una berma, haciendo que el conductor reaccionara y activara el sistema de frenos, según detalló el medio ya citado.

“La máquina continuó con su trayectoria y entró a terreno irregular y en pendiente descendente, motivo por el cual perdió estabilidad y la verticalidad en su desplazamiento, volcando hacia el lado derecho de la estructura”, puntualiza el texto.

Tras el accidente, los pasajeros trataron de salir por sus propios medios, otros quedaron atrapados y cuatro murieron por la gravedad de las heridas.

Los padres del menor fallecido, a través de su , expresaron que “ tenía la obligación de transportar a sus pasajeros sanos y salvos a su lugar de destino. Debía observar todas y cada una de las medidas de seguridad tendientes al cumplimiento de esta obligación de manera cabal y efectiva”.

  • El fallo

Según consignó Meganoticias, la jueza Claudia Donoso decretó, en la sentencia que las condiciones de descanso del conductor del bus “no eran suficientes (…) se quedó dormido al volante, lo que da por sentado que existía fatiga en él, quien se encontraba sobre el bus en su calidad de trabajador”.

Cabe mencionar que, ambos padres pedían una indemnización total de $400.000.000 por concepto de daño moral. No obstante, el juzgado lo rebajó a $200 millones.

Redacción periodista digital: VGG

Leave a Reply