Presentan proyecto de ley para que parlamentarios no tengan vacaciones durante todo el mes de febrero

VACACIONES

El diputado Andrés Celis (RN) explicó su propuesta para que el Congreso suspenda el receso legislativo que se concreta cada año en el mes de febrero.

Para abrir el debate, el parlamentario ingresó hace una semana un proyecto de ley que modifica la Ley Orgánica del Congreso Nacional, estableciendo un período de vacaciones para los parlamentarios -lo que actualmente no está regulado– de 15 días hábiles por año, “fraccionables y acumulables en los mismos términos y condiciones que regula el Estatuto Administrativo que rige a los trabajadores del sector público”.

LEA TAMBIÉN…Presentan proyecto de ley para poder pasar pasajes aéreos a familiares cuando no se puedan ocupar

La iniciativa contempla que cada Cámara, “a propuesta de la Comisión de Régimen respectiva, dictará un reglamento especial o modificará el reglamento interno existente”, en el que se establezcan plazos y procedimientos para la aplicación del feriado legal, así como las causales para su aplicación y la existencia de un sistema de turnos “que permita garantizar el funcionamiento ininterrumpido del Congreso Nacional”. Esto, pues en caso que un número mayoritario de parlamentarios decidiera hacer uso de su feriado legal de forma simultánea, podría dificultarse o impedirse el funcionamiento de sesiones de sala o comisión al no reunirse los quórum legales mínimos.

 

LEA TAMBIÉN…Prisión Preventiva para sujeto que fracturó clavícula a Carabinera durante manifestaciones de la PSU

En la normativa vigente, la suspensión del receso legislativo únicamente puede ser determinada por el presidente del Senado, por lo que la propuesta de Celis pide eliminar esa prerrogativa imponiendo el funcionamiento ininterrumpido del Parlamento. Claro que, a mediados de diciembre del año pasado, el actual presidente de la Cámara Alta, Jaime Quintana, se mostró a favor de la idea de trabajar en febrero para “empujar la agenda social”, dijo.

“Yo estoy dispuesto a venir todo el mes de febrero. Claro, algunos van a decir que soy soltero, sin hijos y vivo acá (en la Región de Valparaíso). Pero si quieren funcionar en Santiago, yo estoy dispuesto a ir a Santiago, no tengo problema, porque si quieren cerrar el Congreso en Valparaíso para arreglarlo, porque dicen que hay que hacer reparaciones, no tengo problemas en que sesione en Santiago. Es más, si dicen que (el problema) está en la cocina, los mozos, perfecto, almuerzo afuera, en el McDonald’s, no tengo idea”, dice el legislador al DIARIO LA TERCERA